Pedaleada perfecta: la mejor técnica

By 22/04/2019 mayo 9th, 2019 Experiencias

Aunque parezca algo obvio, el pedaleo es una de las partes fundamentales del ciclismo. Es algo que hacemos desde el momento en que aprendemos a rodar, por lo cual es extraño que tengas que pensar en que tu manera de pedalear puede estar mal.

¿Pero cuál sería la pedaleada perfecta para sacar el mejor provecho?

Mejorando la posición de los pies y administrando la fuerza aplicada a los pedales, nuestras salidas en bicicleta van a ser mucho más satisfactorias.

Es por eso que desde Rodado26 vamos a ayudarte a conseguir la pedaleada perfecta para que tus salidas sean mucho más satisfactorias. No importa si vas a salir en un tour, a hacer mountain bike o ciclismo de ruta, la experiencia va a enriquecerse si seguís estos pasos simples.

Usa los cambios inteligentemente

Lo primero que tenés que saber es que no podés usar siempre el plato grande y el piñón pequeño para ganar velocidad. Siempre tenés que adaptarnos al terreno, ya sea llano o irregular, y elegir una relación de cambios que te permita pedalear ajustándose a los posibles obstáculos que tengas que sortear. Esto va a acercarte a esa pedaleada perfecta, teniendo un ritmo más constante ya que no vamos a agotar toda la energía de nuestras piernas. Cuando hagas una parada no comiences con un cambio duro ya que los primeros metros vas a estar muy cansado.

Un buen Ritmo: El ritmo que apliques a la hora de pedalear va a tener que ver con los lugares en los cuales transites. Si estás en un tour es un terreno de baja tracción vas a tener que aplicar una cadencia baja de pedaleo, lo que significa un mayor esfuerzo cardiovascular.

Va a llegar un momento que te encontrás cansado o con menos ganas de hacer esfuerzo, y es ahí cuando tenés que cambiar el cambio al plato grande y piñones pequeños para que la fuerza venga desde los músculos. Elevar la cadencia del pedaleo va a elevar nuestras pulsaciones, más allá que nos estemos moviendo de manera más suave. Encontrar la cadencia ideal es una cuestión de constancia y va a ayudarte a conseguir ese pedaleo perfecto que reduzca el esfuerzo que hagas y rodar más kilómetros en mucho menos tiempo.

Buscar el Ritmo: Si recién te estás iniciando en el ciclismo es probable que apliques mucha fuerza hacia abajo cuando usás los pedales. Esto hace que gastes energía de más y tus tours se puedan tornar molestos más adelante. El movimiento correcto es empujar nuestras piernas haciendo un círculo completo. Con el pedal abajo, empuja hacia atrás levantando el tobillo para que tus dedos arrastren el pedal. Tus cuádriceps y glúteos se van a encargar de distribuir la fuerza a los pedales siguiendo la rotación de la biela, ayudados por los isquiotibiales y gemelos.
Un error común es arrastrar pedal hacia arriba haciendo fuerza. Esto puede causar dolores, lesiones y otros problemas. El movimiento que hacés al pedalear hacia arriba tiene que ser acompañando el dibujo de la circunferencia, mientras la otra pierna empuja nuevamente el pedal hacia abajo. En una pedaleada perfecta, lo único que tenemos que levantar es el peso de nuestra propia fuerza.

Levanta las rodillas: Fijarnos la posición de nuestras rodillas es importante para conseguir un pedaleo perfecto. Si estas están altas, eso significa que estamos pedaleando más eficientemente a la hora de arrastrar los pedales y que estamos realizando una rotación perfecta. Esto no significa que cuando estés rodando no tiene que ser necesario hacer fuerza para levantar las rodillas, sino que tenés que concentrarte en hacer una vuelta completa de pedal mientras sentimos que empujamos y arrastramos los pedales durante toda la circunferencia.

Estos pasos están pensados para que puedas conseguir ese pedaleo perfecto que te haga rendir mejor y no usar energía de más a la hora de pedalear. A medida que mejore tu técnica de pedaleo, tus salidas van a durar más y vas a poder recorrer más trayecto en mucho menos tiempo.

Abrir chat
1
Hola!
En que podemos ayudarte?