Guía práctica para volar con tu bicicleta

By 29/10/2018 mayo 9th, 2019 Experiencias

A diferencia de lo que muchos imaginan, en estos tiempos, volar con tu bicicleta en el avión no es una misión imposible. Gracias al auge del cicloturismo que se mantiene en alza, día a día miles de turistas de todo el mundo optan por el saludable plan de realizar experiencias en el extranjero acompañados de sus rodados.

Si estás a punto de realizar tu primer viaje con tu bicicleta con un viaje aéreo de por medio, a continuación te daremos una serie de consejos para que tengas en cuenta a la hora de emprender este tipo de aventura. No te lo pierdas!

La reserva del boleto como punto de partida

Parece obvio, pero sin dudas lo primero que debes tener en cuenta en vísperas de volar con tu bicicleta es la reserva del boleto. Cada compañía aérea dispone de diferentes políticas de vuelo, por lo que es necesario que te comuniques previamente con ellas para despejar todo tipo de dudas en relación, al precio, la disponibilidad de espacio y el peso.

Previo a tomar el vuelo es importantísimo conocer el límite de peso permitido que tenga tu boleto. Por lo general, en las firmas aéreas el límite oscila entre los 23 y 32 kg, aunque lo más frecuente es que esté cercano a los 23 kg.

  • El embalaje

En las firmas aéreas obligan a cargar la bicicleta dentro de un embalaje que puede ser o bien una funda o simplemente una caja. En relación a la funda para bicicleta, se podría decir que es lo más fácil para viajar ya que se embala con rapidez y la misma queda preservada.

Lo negativo de las fundas a diferencia de las cajas de cartón es su peso final que puede llegar a jugarte una mala pasada a la hora de despachar tu bicicleta. Muchas veces los cicloturistas tienden a confiarse con el peso de la bicicleta y su respectiva funda lo que termina desembocando en un exceso de equipaje bastante costoso.

En tanto a las cajas de cartón, en contrapartida a las fundas, son más difíciles de cargar a la hora de viajar. No obstante, el punto más positivo de estas es que no te representarán un alto peso al momento de ser despachadas lo que te será de gran ayuda si queres evitar un exceso de equipaje indeseado.

Si vas a llevar tu bici en una funda no te olvides de retirar los cierres y de proteger al máximo los elementos sueltos como el cuadro o las punteras con el siempre útil plástico de burbujas. Tampoco debes olvidarte de desinflar las ruedas ya que estas al estar en la bodega de carga no presurizada pueden llegar a explotar provocandote un dolor de cabeza sin precedentes.

También debes tener en cuenta la importancia de desmontar el cambio trasero y proteger la patilla así como asegurarte que tu bicicleta no se deslice de un lado a otro haciendo uso de envoltorios para que esta no se dañe.

Cada parte de tu bicicleta es vital y por lo tanto debes asegurarte que todo esté bien cubierto para no llegar a destino con piezas rotas o dañadas.

  • Un seguro por si las dudas

Imaginamos lo mucho que debes querer a tu bicicleta y es por ello que te sugerimos que si vas a volar con tu bicicleta consultes por algún tipo de seguro contra roturas o pérdidas ya que las compañías aéreas suelen desligarse fácilmente de este tipo de situaciones.

  • No subestimes el tiempo

Con la gran cantidad de controles que existen en los aeropuertos, debes tener en cuenta que cada vez que vayas con tu bici para ser despachada, vas a necesitar un poco más de tiempo de lo usual. Por tal razón, no te confíes y estate presente al menos dos horas antes para que puedas despachar tu bicicleta con un margen de tiempo considerable.

1
Hola!
En que podemos ayudarte?
Powered by