Guía básica para comprar pedales de bicicleta.

Es probable que si hacés una lista de los elementos más reconocibles de una bicicleta, uno de los más importantes son los pedales. Su importancia es fundamental, ya que es donde vas a aplicar la fuerza desde tus piernas para que se muevan las bielas y el sistema de engranaje hace que el rodado se ponga en movimiento.

Existen tres grupos de pedales: Simples (plataforma), Simples con jaula (clip) y Automáticos (clipless). Cada uno tiene sus ventajas y encontrar el adecuado es de suma importancia para poder tener el rendimiento adecuado. Es por eso que hoy en Rodado 26 queremos ayudarte a encontrar los indicados para la actividad que querés realizar con tu bicicleta.

Pedales Simples

Conocidos también como pedales de plataforma, estos son los más básico y probablemente los que tenían la bicicleta con la que aprendiste a pedalear. Su estructura plana le dan a tus pies una superficie estable para que puedan apoyarse. Se ven simples, pero eso no significa que no haya un trabajo de diseño involucrado; los pedales de alta gama utilizan materiales ligeros y un diseño ideal para que puedas ejercer fuerza y que sea aprovechada en su totalidad.

Al no tener ningún tipo de agarre son muy prácticos para el BMX, MTB y ciclismo urbano ya que no necesitás de un calzado especial para poder aprovechar su máximo potencial. La falta de agarre también es una ventaja ya que, en caso de una caída, tus pies no van a quedan enganchados.

Pedales Simples con Jaula

Este tipo de pedales con sistema de agarre fueron los primeros que se diseñaron para la competencia de alto rendimiento. La finalidad es que los amarres (que pueden ser correas, jaulas o punteras) mantengan los pies fijos al pedal para mejorar el rendimiento del pedaleo. El sistema de jaulas o punteras son unos marcos que se suman a la parte de adelante de los pedales y amarran los dedos de los pies para una mejor fijación.

Actualmente están siendo reemplazados por el sistema automático, pero no es extraño ver a algunos ciclistas de ruta que siguen utilizándolos ya que pueden ser utilizados con cualquier tipo de calzado. Lo que no es recomendado es que los utilices para el ciclismo de montaña, ya que una caída con tus pies agarrados puede convertirse en un accidente severo.

Pedales automáticos (Clipless)

Estos son los pedales que se están utilizando en competiciones de alto rendimiento. La mayor ventaja es la posibilidad que te dan de fijar los pies sin amarres, si no mediante un sistema que lo engancha directamente a la zapatilla. Se montar un pequeño taco de plástico o metal (cala o cleat en inglés) en la suela de tus zapatillas, encajando en una de las caras del pedal que tiene grapas y resortes. De alguna manera, vos te convertís es parte de la bicicleta, sumándole efectividad al pedaleo y eliminando la posibilidad de que te resbales.

Como te mencionamos antes, los pedales con amarre puede provocar accidentes en caso de una caída ya que los pies se encuentran fijos. Por este motivo es que el sistema clipless está reemplazandolos en disciplinas como el ciclismo de ruta o MTB. Si bien aprender a desengancharse toma tiempo, una vez que lo lográs vas a tener la posibilidad de soltarte enseguida en caso de que tengas una caída. Otra de las ventajas que es que dan mejor control cuando tenés que hacer movimientos como saltar en cordones de calles o troncos, en caso del ciclismo de ruta. Al estar “unida” al pedal, la zapatilla tiene menos posibilidad de rebote cuando conducís en un camino sinuoso o una ruta con baches.

Los componentes de una bicicleta son muchos, y conocer cuales son los mejores para tu rodado es importante. Dependiendo del uso que le vayas a dar, alguno de estos pedales puede ser el que estás necesitando. En Rodado26 siempre vamos a ayudarte a buscar las mejores alternativas para que tu bicicleta sea única.

1
Hola!
En que podemos ayudarte?
Powered by