¿Deben las mujeres embarazadas detener la actividad en bicicleta?

By 31/01/2019 mayo 9th, 2019 Tips y Equipamientos

A diferencia de lo que popularmente se piensa, practicar ejercicio durante el embarazo no solo es seguro para la misma madre sino también para el propio feto que se encuentra desarrollándose. Las futuras madres que practican algún tipo de actividad física a lo largo de la gestación padecen de menos molestias vinculadas al embarazo ya sea como el insomnio, los ardores de estómago, cansancio, mareos, calambres, hinchazón o náuseas. Al mismo tiempo, ofrecen menos inconvenientes durante el parto así como también la capacidad de recobrar el peso ideal de manera más rápida.
Si bien la práctica de un ejercicio durante el embarazo está permitida de manera cauta y responsable, es necesario saber que los deportes violentos o con riesgo de caídas pueden llegar a provocar un gran mal por lo que realizar actividad en bicicleta puede llegar a resultar una gran alternativa.

Para la futura madre, andar en bicicleta es una opción más que viable ya que con el ciclismo se ejercitan muchos músculos del cuerpo y además se mejora el rendimiento tanto cardiaco como respiratorio.

Inicialmente, debemos señalar que cada embarazo es diferente a otro por lo que no se puede establecer de manera general cómo reaccionara cada metabolismo ya que lo más conveniente es consultar a un especialista para que establezca si se puede andar en bicicleta o no. Aclarado este punto, desde nuestro post sugerimos que las embarazadas realicen actividad en bicicleta hasta el quinto o sexto mes de gestación del bebé debido que una vez superado este periodo de tiempo el volumen de la panza dificultará el equilibrio de la futura madre poniendo en riesgo la integridad física de la misma.

¿Cómo adaptar la bici?

Te vas a sentir más cómoda subiendo unos centímetros el manubrio, ya que de esta manera vas a poder pedalear en una postura más vertical. Sin embargo, si notas que de esta forma perdes equilibrio y esta situación te genera inseguridad, nuestra sugerencia es que optes por una bicicleta fija dentro de tu casa por más frustrante que sea tener que resignar el aire libre.

¿Debo cambiar mi rutina de precalentamiento?

Como en todos los deportes del mundo, el ciclismo tanto profesional como amateur requiere de un calentamiento previo y el caso de las embarazadas incluso más. A lo largo de esta etapa el calentamiento es esencial para incrementar paulatinamente el ritmo cardiaco y preparar los músculos, ligamentos y tendones.

Durante la gestación del bebé se libera una hormona llamada relaxina, que provoca que las articulaciones sean más proclives a lesiones, por lo que es importante que sepas esto. A su vez, es necesario que estés al tanto que la temperatura de tu cuerpo aumentará durante el embarazo, de modo que cada vez que salgas afuera te convendrá ir más abrigada de lo normal.
¿Y la alimentación?

Para culminar con este post, es importante saber que durante tu actividad en bicicleta tu estómago no puede estar vacío ni mucho menos deshidratado.

En este tipo de circunstancias y más si vas a andar en bici por un largo rato, te recomendamos que lleves con vos unas barritas energéticas y bebas leche tanto antes como después de cada entrenamiento dado que necesitarás más calcio de lo frecuente.

1
Hola!
En que podemos ayudarte?
Powered by