Aprendé a usar tus frenos al practicar ciclismo de montaña

By 25/03/2019 mayo 9th, 2019 Tips y Equipamientos

Es muy probable que hayas escuchado alguna vez que a la hora de hacer ciclismo de montaña no tenés que usar el freno delantero ya que bloqueda totalmente la bicicleta y podés salir disparado sobre el manubrio. Si bien hay personas que terminan recordando estas palabras, hay otras que lo aprenden de la peor manera posible. Estos accidentes son conocidos en el ciclismo como OTH (Over the handlebar, o Sobre el Manubrio).

Cualquier persona que haga ciclismo debe aprender a usar correctamente sus frenos, ya que estos son el último recurso para evitar colisiones o accidentes en los senderos. Desde Rodado26 vamos a ayudarte a dominar ambos frenos para que puedas disfrutar de hacer ciclismo de montaña sin tener que preocuparte por un posible accidente.

Freno Delantero

Al usar este freno tu bicicleta se detiene en un 75% ya que conta con la inercia. En caso de que tengas que usarlo, evitá apretarlo hasta el fondo porque vas a bloquear instantáneamente a la rueda delantera. Si tenés frenos de disco hidráulicos el frenado va a ser mucho más abrupto ya que son más sensibles. Casi todos los casos, quienes están haciendo ciclismo y frenan de golpe usando el freno delantero terminan cayéndose o siendo expulsados por arriba del manubrio, como explicamos anteriormente. Esto puede ser incluso más peligroso si estás sobre una cuesta pronunciada con mucha inclinación.

Te imaginarás que el mal uso de este freno no es para tomárselo a la ligera, pero no significa que no podés usarlo en ningún momento. Lo mejor que podés hacer es practicar y conocer como usarlo antes de implementarlo cuando hacés ciclismo de montaña.

El ejercicio más fácil es bajarte de la bicicleta y, llevándola mientras caminás, probá apretando con diferentes presiones hasta que te vayas familiarizando con la fuerza que hace al frenar.

El centro de gravedad

Cuando estás haciendo ciclismo, el centro de gravedad de tu bicicleta está ubicado aproximadamente a la altura del asiento. Pero el uso del freno delantero altera esta posición; Cuando lo aplicás en una superficie plana, la suspensión delantera se comprime y hace que el centro de gravedad de la bicicleta se mueva hacia el frente. En cambio, cuando estás en descenso, el centro de gravedad va al frente con la compresión de la horquilla. Es por eso que si frenás la rueda delantera sobre una pendiente el centro de gravedad va a estar más alto de lo normal y va a terminar tirándote hacia adelante. En caso de que te veas forzado a usar este freno, lo recomendable es que pongas todo tu peso hacia atrás para compenzar el centro corrido e impedir que la rueda trasera se eleve.

Freno trasero

El trabajo de este freno es detener el 25% restante de la bicicleta. Se usa para disminuir la velocidad en cualquier modo de ciclismo y ayuda a controlar el rodado, por lo que genera una sensación de seguridad cuando lo usás. Esto no significa que es el único freno que tenés que usar; el uso excesivo del freno trasero hace que esa rueda pierda tracción y, al mismo tiempo, el control de la bicicleta. Cuando estás en una bajada larga, lo mejor es alternar el uso de ambos frenos dependiendo el obstáculo que tengas adelante.

Podés practicar el uso del freno trasero de la misma manera que con el delantero. Parado al costado de tu bicicleta, usalo para entender como se mueve el rodado y como podés controlarlo.

La mejor estrategia para evitar el uso excesivo de los frenos es controlar la velocidad en la que te movés haciendo ciclismo de montaña. Así no vas a tener que aplicarlos de más y vas a evitar cualquier tipo de accidente. En Rodado26 queremos ayudarte a mejorar tu técnica de ciclismo para que puedas superar los obstáculos seguridad y confianza.

1
Hola!
En que podemos ayudarte?
Powered by